3.3.07

Manifiesto de Narciso (1 de ?)

¿Queréis saber qué es poesía?

“Eso que hace que las manchas de humedad sean tan interesantes” (Autieri)

“Hoy murió una amiga, necesité escribir un poema. Eso es: la copa sagrada donde derramamos las vísceras” (Mattano)

“Una gran mentira, un cúmulo de estupideces sobre la nada” (Morel)

“Es el Vomito que te sale cuando estás nerviosa y te sentís culpable de manchar el piso (aparentemente) limpio” (Vieli)

...
Narciso es una ventana para que usted se asome y nos elogie. Narciso es, también, una necesidad.
Estas primeras líneas pretenden servir para que usted, lector narcisista, deje de mirar su ombligo y pase a glorificar nuestro infecto pupo.


Nosotros manifestamos:

Expresamos el arte como vomito, como necesidad psicofísica imperiosa de purificación, como expulsión espontánea (o hurgada) de los néctares nocivos de nuestro organismo.

En el acto creativo no experimentamos placer sino el sentir de las entrañas que se retuercen exorcizando los tumores que serán poemas. En cada palabra sufrimos el desgarro de la parición.

El arte es un camino de salvación y destrucción, es alondra y buitre, cardal y rosa.

No escribimos poesía, la vomitamos.

En la circulación de nuestras artes experimentamos el placer. Nos gusta oír nuestro nombre, ver nuestras fotos, saber que alguien se hace eco de nuestra pena, que alguien se admira de nuestra creación, que alguien desea morder la boca por la que aquellos versos se han fugado.

Todos los poetas somos narcisistas.
...

Igual que todos, somos moribundos, desde la creación ahogados de arrogancia, de dolor, de sueños funestos y esquivos; pero allí donde otros serán carne pútrida y vísceras licuosas, nosotros seremos poema, la luna para el mar, una lágrima de amor.
La úlcera sangrante que se transforma en belleza.

NARCISO SOY YO.

2 comentarios:

Carlos Autieri dijo...

Narciso soy yo!!!

campo nombre dijo...

no se trata de explicar la realidad. se trata de modificarla, aceptando contradicciones y deseos. sin desesperar.